Conócenos

A día de hoy el movimiento republicano se reduce al “memorialismo histórico”, lejos de entender la lucha de miles de combatientes contra el fascismo y el imperialismo como un ejemplo vigente. Relegan cuestiones como la República o la represión ejercida el régimen a algo meramente folclórico y condenan cualquier reivindicación popular a estar desconectada de los problemas que sacuden a los trabajadores en la actualidad, es decir, la condenan a lo marginal y sectario encerrándose en un mantra de homenajes, fechas y reuniones sin un fin claro.

 

El Frente Republicano surge ante la inexistencia de un movimiento republicano con carácter de clase, combativo y que aspire a la transformación de la sociedad. La lucha por la memoria histórica debe ser siempre revolucionaria, pues el objetivo no es el simple recuerdo sino la defensa de las ideas transformadoras que buscaban poner fin a una desigualdad que persiste en nuestros días. La única manera de honrar a todos los que murieron luchando en la guerra nacional-revolucionaria por la liberación de España y sus pueblos y contra la bota del fascismo e imperialismo internacional es luchar hoy y ahora por el progreso, por el futuro, por la República Popular y Federal.

 

Pero la lucha por la república tiene que ir íntimamente relacionada con la solución de los problemas que atañen al país, a la clase obrera. De nada sirve una república burguesa que sustituya al rey por un presidente que defienda los mismos intereses que el monarca. Debe estar encaminada a transformar la sociedad en que vivimos, y la única manera de lograr esta transformación, es acabar con el capitalismo, sentar las bases para encaminar la república hacia el socialismo, hacia el poder en manos de la clase trabajadora.

 

Solo con un programa firme, unidos en nuestros principios, que no son otros que los que los que defienden los intereses del conjunto de las capas populares de la sociedad, podremos avanzar en favor de la España del progreso, al servicio de la mayoría, que liquide los restos reaccionarios del pasado y el poder a quienes nos hunden en el atraso económico, social y político. Es por eso que, nuestra actividad no se reduce a homenajes sino a crear una memoria histórica revolucionaria viva y a impulsar la lucha por la República popular y federal junto a la lucha de todo el movimiento obrero por alcanzar el poder para el pueblo.

 

Hay que eliminar de raíz la tendencia marginal del movimiento republicano, pues solo la fuerza de todos los trabajadores es capaz de derribar este sistema putrefacto que nos ahoga y nos empuja día a día a la miseria. Es por eso, que el Frente Republicano se agrupa dentro del Frente Obrero, de un frente que aglutina a todo el pueblo en la conquista de una España del progreso, del trabajo, por la República Popular y Federal, que verdaderamente responda a los intereses de cada trabajador de este país y luche contra la minoría parásita que vive de nuestro sudor y sacrificio. El Frente Obrero se abandera de la lucha por la República como un objetivo de primer orden para avanzar hacia la unidad de la clase obrera. En cada centro de estudio, en cada puesto de trabajo, en cada barrio y en cada asamblea, debemos llevar la consigna de la República popular y federal contra la oligarquía y sus lacayos, la consigna de reforzar el Frente Obrero y el Frente Republicano hacia una España por y para los trabajadores.

 

 

Quizá te interese:

Programa del Frente Republicano

Contacto

 

 

Anuncios