Roberto Vaquero y Martos. ¡Libertad a los que luchan!

A lo largo de la historia, el desarrollo de la sociedad siempre se ha regido por la lucha entre lo nuevo y lo viejo, es decir, por el desarrollo de aquellas fuerzas sociales que luchaban por el progreso y aquellos que luchaban por mantenerse.

La principal vía para mantenerse siempre ha sido la represión. Esta no es más que el intento desesperado de frenar el avance del progreso, del futuro; a día de hoy esta situación se mantiene vigente, los trabajadores que se organizan y que luchan son reprimidos sistemáticamente, se les criminaliza, se les ilegaliza, se les enjuicia y se les encarcela.

A diferencia de la creencia dentro del republicanismo acomodado y ajeno a los intereses de los trabajadores, la represión política no acabó con el franquismo, tan solo cambió sus formas y sus mecanismos.

A día de hoy quienes siguen su ejemplo, quienes no retroceden y continúan avanzado incluso bajo las condiciones más difíciles, demuestran que la represión es incapaz de hacer frente al futuro histórico de nuestra clase. Lo hemos visto con el PML (RC), un partido joven, pero que ha demostrado que a pesar de que intentasen desarticular a toda su dirección, incluido su Secretario General, Roberto Vaquero, ha seguido avanzando y trabajando.

La lucha que emprendieron los militantes del FRAP, de la OSO, de la FUDE, del PCE (m-l) es histórica y está escrita con sangre y fuego; más allá de Cipriano, de José Humberto, Ramón García Sanz o José Luis Sánchez Bravo, hay toda una lista de hombres y mujeres que sacrificaron todo por hacer avanzar la bandera de todos los trabajadores.

Fueron perseguidos y torturados, despedidos de sus puestos de trabajo por hacer sindicalismo. Infiltrados dentro del Sindicato Vertical y del resto de organizaciones franquistas, dieron todo por una causa mayor, demostraron que cayera quien cayera, la clase trabajadora no retrocedería

El juicio contra Roberto Vaquero y el camarada Martos es ejemplo vivo del sacrificio y del temple revolucionario, la represión contra el PML (RC) no ha hecho más que espolear a sus militantes y ha sido un punto de inflexión. Para todo revolucionario, contra la represión no existen medias tintas; o se claudica, o se redoblan fuerzas y se continúa trabajando.

Desde el Frente Republicano, recogemos el legado de los que luchan, fuera del memorialismo y del homenaje vacío, no recordamos sus cárceles, sus juicios y cómo fueron asesinados, recordamos su lucha, su sacrificio y su constancia, porque la memoria histórica es siempre revolucionaria.

Lucharemos por la amnistía y por la libertad de todos los presos, porque son el ejemplo vivo de los valores del futuro, de una sociedad basada en el trabajo y en el esfuerzo, en la colectividad. Pero esta lucha, no hay que entenderla como un ruego, como una petición de clemencia y de piedad al Estado, la amnistía no se ruega, la amnistía se conquista, el ejemplo de amnistía es la del Frente Popular en el 36, vaciando las cárceles de revolucionarios. Porque no hay fuerza capaz de detener el progreso, de detener el futuro.

¡LIBERTAD ROBERTO VAQUERO Y CAMARADA MARTOS!

¡LIBERTAD RECONSTRUCCIÓN COMUNISTA!

¡LIBERTAD PRESOS POLÍTICOS!








 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s